En la última Asamblea General Ordinaria de Socios de la Corporación El Salto se acordó constituir el Comité de Seguridad, Conectividad y Sustentabilidad del organismo, instancia que será presidida por Alejandro Peirano, director ejecutivo del Jardín Botánico Nacional. “Buscamos varios objetivos, tales como hacer de barrio El Salto un lugar seguro, sustentable, con acento en el bienestar social y la protección del medioambiente. Que El Salto dé “el salto” y se transforme en un modelo a replicar. Que al entrar aquí, la gente sienta que nos preocupamos del entorno, de la seguridad y, lo más importante, de la gente que trabaja con nosotros”, explica.

¿Qué proyectos y actividades está desarrollando el Jardín Botánico Nacional, y cómo se vincula este espacio con el resto del barrio?

El Botánico se ha ido posicionando como el pulmón verde de Viña el Mar. Un lugar seguro, bien cuidado, que ofrece varios escenarios y atracciones que hacen la visita entretenida. Hemos asumido el rol de gran aplicador de los servicios ecosistémicos: espacio para proteger la biodiversidad, captura de CO2, captura de agua y de suelo, hábitat para diversos animales e insectos que, sin este espacio, tal vez estarían sufriendo mucho.

Así también, hemos reforzado nuestro rol en educación, muy importante para lo que se viene -ya que el que no conoce, no cuida-, y la investigación a través de nuestro laboratorio, que nos permite propagar especies en categoría y hacer ensayos sobre cultivo de tejidos y otros. Cumplimos un doble rol de jardín botánico y de parque. Por un lado, protegemos la flora a través de las colecciones, la investigación y la conservación, pero esto lo articulamos bien con nuestro rol de parque, que engloba aquellas actividades que hacen el lugar entretenido y ameno para visitarlo.

Estamos terminando de preparar nuestro gran desarrollo, el área que se ubica al oriente del camino El Olivar, 250 hectáreas, que van a tener varios usos, pero principalmente la captura de agua, de CO2 y suelo. Todo esto además adornado con caminos de trekking o ciclismo que permitirán recrear al visitante mientras recorre el lugar.

¿Cuáles son sus expectativas respecto del trabajo que está haciendo la Corporación El Salto?

Tengo grandes esperanzas con respecto al resultado de las acciones del comité. Objetivos claros y poco ambiciosos permitirán ganar pequeñas victorias. Como resultado, vamos a generar un modelo que hoy en día el país necesita, basado en el respeto por nuestros vecinos, por nuestros colaboradores y por el medio ambiente. Estoy muy seguro que este comité que presido tendrá buenos resultados y muy pronto tendrán noticias de nosotros.